América Latina bajo la manipulación mediática de los medios privados

América Latina bajo la manipulación mediática de los medios privados

En las recientes elecciones de Uruguay, el 26 de octubre del 2014, fuimos testigos de una intensa campaña, de encuestas privadas, donde se manipula la intención de los votantes, donde daban ganador a Lacalle Pou, candidato del Partido Nacional en la primera vuelta. Estas proyecciones crearon angustia en algunos sectores del Frente Amplio (FA), la intensa difusión de los medios privados de prensa uruguaya, como internacionales creaban una nueva matriz, donde daban como favorito, en la primera vuelta a Lacalle. 

Este mecanismo de crear falsos positivos, no es nuevo, fue utilizado en Brasil, donde se creaba una campaña, donde los medios daban al socialdemócrata Aécio Neves, como ganador, con el apoyo de la ecologista, Marina Silva, favorita de la derecha, pero ese mismo 26 de octubre, Dilma Rousseff y su Partido de los Trabajadores (PT), lograban el nuevo triunfo, de Dilma. Este fenómeno de crear espejismo, de encuestadoras fantasmas, la hemos analizado en muchos de nuestros artículos, donde hemos insistido de manera permanente, como los monopolios de los medios de prensa, difunden encuestas, sin corroborar su veracidad, solo buscan apoyar el candidato de la derecha, al que defiende la tesis neoliberal, tanto en lo político, como en lo económico.

El manejo de informaciones creadas en laboratorios mediáticos de oposición

Por otra parte, nos parece importante caracterizar que estas empresas, utilizan sus espacios ya sea televisivo, impreso o radial para crear una imagen preconcebida de la realidad, para vendérsela a los usuarios, como una verdad indiscutible. De esa manera se han armado las campañas contra gobiernos democráticos, con un intenso bombardeo de noticias, entrevistas o paneles, con voceros o periodistas comprometidos, con los sectores privados, donde se articula una misma matriz, por ejemplo que Venezuela y Bolivia, actúan de manera anti democrática y además no combaten el narcotráfico, esta caracterización está basada en suposiciones o sustentada en globos armados en los laboratorios de EEUU, que hábilmente los reproducen por los medios privados.

La información manejada en la gran prensa siempre es editada y filtrada

En el marco del periodismo siempre han existido los reporteros que cubren la noticia donde se origina, los jefes de sala de prensa que editan las noticias, generalmente revisaban y definían que artículos publicar, pero desde el desarrollo de la tecnología, a nivel satelital los medios audio visuales, lograron controlar los espacios a nivel mundial, apoyados por los medios privados de las naciones del mundo. En ese marco de proceso monopólico se entrelazaron con los medios impresos, los cuales han sido adquiridos por trasnacionales de la información, conllevando todo este proceso al desfasaje de un medio de información, a un instrumento de dominación de masas, a lo que ellos denominan el usuario, además de entrelazarse con los gobiernos de EEUU y Europa, bajo una alianza para vender el modelo neoliberal y las bondades del modelo capitalista, como único pensamiento de existencia.

Entonces cabe la pregunta, donde está la democracia, porque en nombre de la “libertad”, se esconde una forma perversa de dominación, donde los medios de comunicación actúan como una repetidora de mentiras, creando una falsa imagen de los sueños de libertad e igualdad del ser humano, porque condenan a que los cambios en muchas naciones de América Latina y el Mundo, que buscan una alternativa de desarrollo, fuera del modelo capitalista.

Los triunfos en Bolivia, Brasil y en Uruguay, son la multipolaridad en América latina

Pese a las campañas amañadas, de crear falsas campañas, la derecha en Uruguay, habla de “dictadura” ante el triunfo del FA, que logro mayoría en las cámaras del Senado y Diputados, como una casi irreversible porcentaje del 47, 9 %, para la elección del candidato Tabaré Vázquez. Pero estas elecciones mostraron la mayoría de los votos en el interior del país, donde el Frente Amplio ganó de 15 departamentos del interior, 11 y el Partido Nacional en cinco, mientras el Partido Colorado quedó tercero en todos los distritos. Realidad que conlleva al crecimiento sostenido, de los frenteamplistas en todo el Uruguay, producto de políticas sociales, de medida inclusivas, en el marco de la pluralidad de esta alianza.

De la misma manera en la elección en Brasil Dilma Rousseff, la cual fue reelegida presidenta con el 51,64%, donde su rival Aecio Neves, obtuvo el 48, 36 %, logro ampliar su mandato hasta el 2019, donde declaro “Hemos llegado al final de una disputa electoral que movilizó a todas las fuerzas de nuestro país. No creo que estas elecciones hayan dividido a la nación”. Este nuevo triunfo del Partido de los Trabajadores (PT), implica un nuevo desafío en una sociedad capitalista, donde se ha priorizado el desarrollo de esta nación, donde Brasil se ha convertido, en séptima potencia económica, pero aún debe crecer en lo social y en la distribución económica, pero sigue siendo una alternabilidad al modelo neoliberal capitalista, en el marco del BRICKS, como el su alianza en América Latina.

El insigne e importante triunfo del presidente de Bolivia, Evo Morales, donde resultado ganador con el 60% de los votos, dejo a su más cercano competidor a 38% de diferencia. De esta manera su nuevo periodo de gobierno, lo llevara a seis años más hasta el 2020, logrando una gran victoria, a nivel nacional, incluso en el mayor bastión de la oposición, en Estado Sucre, donde en el período anterior de su gobierno, se alzaron las fuerzas de derecha, para crear un estado independiente en Bolivia. Evo ha sido el verdadero representante, de los pueblos indígenas, ha sido el mayor luchador contra el racismo, contra la explotación indiscriminada, el defensor de Cuba, Venezuela y América Latina, la mayor expresión de un continente en cambio.

Estas breves referencias a los triunfos en Bolivia, Brasil y seguramente este 30 de noviembre en Uruguay, nos hace reflexionar, la importancia de nuestra diversidad, no solo cultural, mestiza, un sueño de 2 siglos en la búsqueda de la integración, el bicentenario de nuestros Continente, nos obliga a buscar la unidad en las diferencias, cada nación de nuestra región, necesita a el ALBA, MERCOSUR, UNASUR, Petrocaribe, la CELAC, como mecanismo de debate, de análisis y de una visión integracionista hacia la unidad continental.

Muchas veces solo concebimos un solo modelo de desarrollo, pero para lograr crecer en este mundo capitalista, debemos desarrollar las fuerzas productivas, de nuestras naciones, porque no podremos construir modelos socialistas, sino tenemos la capacidad alimentaria, la eficiencia en nuestras gestiones, la lucha contra la burocracia y la corrupción, estas son tareas básicas, para la eficiencia de un modelo socialista. Hoy el gran desafío de acuerdos a nuestras realidades, es la unidad en la diversidad, los intercambios de mercancías y tecnología, en convenios conjuntos, que beneficien a las distintas partes, evitar las guerras regionales, como evitar que las diferencias sean manipuladas, por EEUU y Europa, como los monopolios mundiales, que son los que rigen el mundo.

Diego Olivera, Barómetro Internacional. diegojolivera@gmail.com.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *