Comandante Martín, 38 años de su muerte.

Por:  Juan Campos

?Comandante Martín, 38 años de su muerte.


Uvas agraces sin color de vino.
Caras serena inmaduras. Amor
de madre incestuoso. Tragedia
como el mundo. Pálido fuego de
amapolas pobres. Palacio de
riquezas y de ignominia. Hambre
insatisfecha para siempre.
Tragedia de pan y de vino. Frío
apacible de ilusiones. Tierras
cansadas de muertos. Ojos que
aran los campos. Tragedia
resignada. Erupciones de sexo
moreno. Volcanes femeninos.
Cosecha de amor generoso.
Tragedia de hijos.

Autor: Gaspar García Laviana ( cura, poeta, guerrillero )


¿Quién fue Gaspar García Laviana? De misionero español a combatiente sandinista

El cura Gaspar García Laviana llegó a Nicaragua como misionero hacia 1969 y, tras presenciar la miseria,la ausencia de medicinas y el secuestro y violación de mujeres por parte del poder establecido , optó por tomar las armas al considerar que no se daban las condiciones para llevar a cabo un cambio político pacífico.

Que raro suena hoy, que un cura, cuando la iglesia nos muestra sus afiladas garras al servicio del imperialismo y la explotación capitalista. Pero él sabía que nada de eso tenía relación con el verdadero mensaje de Jesucristo, para quien los pobres eran la sal de la tierra. Ese fue uno de los lemas sandinistas: Entre Cristianismo y Revolución No Hay Contradicción. Y algo más que un lema, pues miles de cristianos lo llevaron hasta las últimas consecuencias, entregando sus vidas a la noble causa revolucionaria.

No paso mucho tiempo en ser señalado como un peligro para el régimen, y recibía frecuentes amenazas por parte de los fieles al régimen  de Somoza para  intimidarle.

Finalmente, tras sufrir dos intentos de asesinato, se vio obligado a salir del país. Tras una breve estancia en Costa Rica, donde se reunió con otros sandinistas en el exilio, tomaría la decisión más difícil de su vida: empuñar la armas para derrocar a Somoza. Había llegado a la conclusión de que era la única alternativa para luchar contra el mal y que eso no podía violar los principios cristianos.

Destacaba por su valor en el combate, estando presto a entrar en combate y cubriendo hasta el final la retirada de sus compañeros/as.

En el momento de su muerte tenía sólo 37 años. Su unidad fue víctima de una emboscada cerca de Cárdenas, en el departamento de Rivas, junto a la frontera de Costa Rica. El 11 de diciembre de 1978, la Radio Sandinista anunciaba:

«Hermanos, les quiero comunicar una noticia dolorosa, el Comandante Martín, Gaspar García Laviana, el cura sandinista cayó en combate hace unas pocas horas, sin embargo no es el momento de llorar. Hoy más que nunca tenemos que seguir el ejemplo heroico de nuestros mártires. Adelante compañeros»

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *