CSA condena el golpe parlamentario en Brasil

CSA condena el golpe parlamentario en Brasil

La CSA manifiesta su más profundo rechazo al Golpe Parlamentario, concretizado el día 31 de agosto en Brasil, con la votación final en el Senado del proceso de impedimento que destituyó a la presidenta Dilma Rousseff del cargo.

Dilma, la primera mujer presidenta de Brasil, fue reelecta con 54 millones de votos en la elección del 2014. Los senadores decidieron rasgar la constitución brasileña al condenar la presidenta que ha probado no haber cometido los crímenes de los cuales la acusan.

Expresamos nuestra solidaridad a las trabajadoras y los trabajadores de Brasil que serán los más afectados por la imposición de una agenda neoliberal del gobierno que emerge de este golpe parlamentario, la cual resultará en la pérdida de derechos sociales y laborales.

El golpe es resultado de una articulación entre sectores conservadores del parlamento, representantes de las elites dominantes, de los grandes medios de comunicación y grupos de control del capital neoliberal, que tienen como objetivo cerrar un ciclo de avances sociales en Brasil.

Es fundamentalmente un golpe a los derechos laborales y sociales. A partir de hoy Las trabajadoras y los trabajadores estarán bajo a un fuerte ataque a las conquistas históricas contenidas en la CLT (Consolidación de las Leyes de Trabajo), como el aguinaldo, vacaciones pagadas, hora extra, descanso semanal, el fin del sistema de protección social y de la política de valorización del salario mínimo. La desvinculación del aumento del salario mínimo y las jubilaciones, además de los ataques de los sistemas públicos de salud, educación y previsión social, la entrega del pre-sal, el fin del Mercosur, lo que representa una grave amenaza a la soberanía nacional y de la región.

Denunciamos que el golpe a la democracia en Brasil, también lo es para toda América Latina por los efectos que tendrá sobre el conjunto de los pueblos de nuestra región.

Desde el sindicalismo internacional, acompañaremos a las y los trabajadoras/es de Brasil, sus organizaciones sindicales y al conjunto de los movimientos sociales, en su resistencia al gobierno ilegítimo y todo lo que representa.

Confederación Sindical de las Américas – CSA

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *