Ébola: 46 muertes al día

El número de personas que han perdido la vida a causa del virus del ébola ya ha superado la cifra de las 7.500 personas, según comunicó la Organización Mundial de la Salud. En los últimos tres días se han sumado más de 140 muertes. La comunidad internacional sigue sin dar una respuesta conjunta ante la emergencia sanitaria.

Hace tres días que la OMS dio los últimos datos y desde entonces se han registrado 140 fallecidos más. Sierra Leona sigue encabezando el número de pacientes que padecen ébola, pero ha conseguido que la mortandad sea menor que en los otros dos países, Liberia y Guinea. Este último es, de forma destacada, donde menos casos hay censados, no llegando a los 3.000.

Ébola: 46 muertes al día
Nuevo centro de tratamiento de Ébola en Freetown, Sierra Leona
© Anna Surinyach / MSF
Para incrementar el acceso a
la asistencia para los pacientes de Ébola en el oeste de Sierra Leona,
que ha sufrido con dureza el impacto del actual brote, Médicos Sin
Fronteras (MSF) ha abierto nuevos centros de tratamiento de Ébola (CTE)
en Freetown y Magburaka.
 
Las instalaciones de Freetown están ubicadas en el céntrico instituto de secundaria Prince of Wales,
y los primeros pacientes fueron tratados solo 14 días después del
inicio de la construcción del centro. Actualmente, este CTE tiene una
capacidad de 44 plazas y más de la mitad de ellas están ya ocupadas. El
centro de Magburaka admitió a dos pacientes el primer día de actividad,
el 15 de diciembre. El plan es aumentar la capacidad de ambos centros
hasta el centenar de plazas en los próximos días.

Los CTE son
solo un ejemplo de los esfuerzos de MSF para colaborar con el Comité
Nacional de Respuesta contra el Ébola de Sierra Leona para incrementar
la atención en las zonas de mayor impacto de la enfermedad y para
reaccionar ante el aumento de casos de Ébola en el país en las últimas
semanas. Además de los ya existentes CTE de Kailahun, BO, Freetown y
Magburaka, MSF planea abrir otro centro en Kissi (en Freetown) que
estará operativo a final de diciembre.

“Tras el aumento de la
capacidad de plazas gracias a MSF y a otros actores, la siguiente
prioridad es asegurar que los casos positivos son identificados,
analizados y los pacientes son llevados a CTE a tiempo. Actualmente,
muchos pacientes son forzados a permanecer en sus comunidades, no tienen
acceso a atención y están expuestos a morir en sus hogares e infectar a
sus familias. No podemos permitir que la epidemia siga transmitiéndose y
ganando terreno”, según explica Franking Frias, coordinador médico de
MSF en Freetown.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *