¿El otro Syriza? Les presentamos al activista que podría convertirse en el próximo presidente de España

AARON MATÉ:
Pasamos ahora a Europa. El lunes se interrumpieron las conversaciones
entre Grecia y los ministros de economía de la eurozona en relación a la
deuda de Atenas, cuando el gobierno griego, del partido de izquierda
Syriza recientemente electo, rechazó un acuerdo destinado a ampliar las
cláusulas del actual rescate financiero. Mientras tanto, otro partido
que se enfrenta a las medidas de austeridad está ganando popularidad en
España, la quinta economía más grande de Europa. El 31 de enero, unas
150 000 personas marcharon en Madrid expresando su apoyo a dicho
partido, llamado Podemos. Si bien Podemos se constituyó como partido
oficial recién en marzo del año pasado, según una encuesta reciente,
cuenta con el apoyo del 28% de la población, que podría ser suficiente
para ganar las próximas elecciones generales en España.

¿El otro Syriza? Les presentamos al activista que podría convertirse en el próximo presidente de España

 Fuente: democracynow.org

AMY GOODMAN:
En mayo del año pasado, Podemos obtuvo sorpresivamente 1,2 millones de
votos en las elecciones al Parlamento Europeo, ocupando cinco escaños.
El partido surgió a partir del movimiento de los indignados, que ocupó
las plazas de España hace cuatro años, Los indignados se manifestaron en
contra de las medidas de austeridad, el aumento del desempleo y el
sistema político español.
El lunes entrevisté a Pablo Iglesias, secretario general de Podemos.
Este profesor de ciencias políticas de 36 años, y activista de larga
trayectoria, fue elegido como diputado del parlamentario europeo el año
pasado. Si Podemos gana las elecciones nacionales en España a finales de
este año, podría convertirse en el próximo presidente del país. Pablo
está de visitas en Nueva York. Comencé preguntándole acerca de Podemos.

PABLO IGLESIAS:
Probablemente Podemos sea la expresión del fracaso de las políticas de
austeridad en nuestro país. Nunca pensé que pudiera darse un fenómeno
político como el nuestro en España. Somos probablemente el resultado de
lo desastrosas que han sido estas políticas de austeridad en España. Y
ahora somos, probablemente, la expresión de la esperanza. En mi país la
gente está empezando a entender que, en una democracia, cuando algo
funciona mal, es posible hacer algo para arreglarlo. Y nosotros somos
probablemente una nueva oportunidad de cambio para España. Y estamos muy
contentos de ser un instrumento del pueblo para el cambio político.

AMY GOODMAN: ¿Qué significa exactamente la política de austeridad?

PABLO IGLESIAS:
La austeridad significa que echar a la gente de sus casas. Significa
que los servicios sociales ya no existen. Significa que las escuelas
públicas no tienen los materiales, los medios para desarrollar su
actividad. Significa que los países ya no son soberanos, que nos hemos
convertido en una colonia del poder financiero, y en una colonia de
Alemania. Esta austeridad probablemente significa el fin de la
democracia. Si no tenemos el control democrático de la economía, no
tenemos democracia. En mi opinión es imposible separar la economía de la
democracia.

AMY GOODMAN: ¿Qué es el movimiento de los indignados? ¿Qué significa?

PABLO IGLESIAS:
El movimiento de los indignados es probablemente la mejor expresión de
la crisis orgánica del régimen político en España. En términos
gramscianos, estas manifestaciones en la Puerta del Sol y en otros
lugares de España, constituyen el fin del consenso que avalaba el
sistema político en España. Aunque la expresión electoral de esa nueva
situación no haya sido inmediata, creo que fue la base, el elemento
clave para que tuviéramos el apoyo que estamos recibiendo ahora.

AMY GOODMAN: Han ganado las elecciones para el Parlamento Europeo. ¿Cuál es su estrategia de cara al futuro?

PABLO IGLESIAS:
Lo primero es hacer visibles los problemas que afectan a la ciudadanía
europea. Estamos usando constantemente el Parlamento Europeo para dar
visibilidad a diferentes grupos sociales, dar visibilidad a sus
problemas con el fin de generar un debate en la sociedad. De hecho,
desde que estamos allí, el Parlamento Europeo ha recibido una gran
atención mediática, y está creciendo. Eso nos pone contentos.

AMY GOODMAN: Podemos ha organizado asambleas ciudadanas.

PABLO IGLESIAS:
Sí, nuestros círculos. Los círculos son agrupaciones locales de la
gente que forma Podemos. Tenemos más de 1200 en España y en el
extranjero. En Estados Unidos hay un círculo Podemos. Y hoy vamos, hoy
nos vamos a reunir ellos. Esta noche tenemos una reunión con ellos y una
conferencia.

AMY GOODMAN: ¿Y qué es lo que hacen estos círculos?

PABLO IGLESIAS:
Son círculos de activistas y organizan campañas. Se reúnen con la
sociedad civil en sus ciudades y en sus distritos. Son nuestra base. Son
el instrumento más importante de Podemos para mantener una relación
fluida con la sociedad.

AMY GOODMAN:
¿Puedes describirnos el panorama político en España; con el PP, los
socialistas, tu propio partido, Podemos, y otros partidos como Izquierda
Unida?

AMY GOODMAN: ¿Cómo fue que tu partido creció tanto y le quitó apoyo a los demás partidos?

PABLO IGLESIAS:
Creo que probablemente hemos logrado patear el tablero, cambiar las
reglas de juego, porque no aceptamos esta antigua distinción, la
distinción entre izquierda y derecha. Evidentemente, yo soy de
izquierdas, pero creo que este juego que divide el campo político entre
centro-izquierda y centro-derecha a veces es muy funcional a los
intereses de los bancos. Lo que nosotros decimos es que tenemos un
programa. Un programa en defensa de la democracia. Queremos servicios
sociales. Queremos educación pública. Queremos soberanía. Y estamos
seguros de que una mayoría de la sociedad nos apoya. Así que no nos
preocupa el pasado de la gente. No nos importa si en el pasado votaron
por la derecha. Si comparten nuestras ideas, si creen en la posibilidad
de un cambio político en España, si están a favor de la democracia,
pueden estar con nosotros. De hecho, los dos mensajes centrales del
movimiento 15-M en nuestro país…

AMY GOODMAN: Eso es por el 15 de mayo.

PABLO IGLESIAS:
Sí, exacto, el 15 de mayo. Los mensajes eran: queremos democracia real y
la élite política no nos representa. Así que creemos que hay una gran
diferencia entre la situación anterior y la situación actual. Y la gente
en España está empezando a entender que las viejas élites políticas no
son capaces de mejorar la situación ni de resolver los problemas
económicos y políticos del país.

AMY GOODMAN: Pablo, ¿cómo pasaron de ser un movimiento a ser un partido político? ¿Cómo se tomó esa decisión?

PABLO IGLESIAS:
Por necesidad, porque entendimos claramente que para cambiar las cosas
se necesita poder político. Nosotros éramos activistas y trabajábamos en
diferentes ámbitos de la sociedad civil, pero sabemos que es muy
importante ocupar el poder institucional para cambiar las cosas. Es
bastante importante estar en el parlamento. Es bastante importante ganar
las elecciones.

AMY GOODMAN: ¿Dirías que los socialistas y el PP en España son como los demócratas y los republicanos en EE.UU.?

PABLO IGLESIAS: Sí.

AMY GOODMAN: Son los dos partidos principales.

PABLO IGLESIAS: Sí.

AMY GOODMAN: ¿Cómo han reaccionado ante el crecimiento de Podemos?

PABLO IGLESIAS:
Ambos con el mismo lenguaje. Es bastante irónico que el
centro-izquierda y el centro-derecha usen las mismas palabras para
atacarnos. Estoy seguro de que es algo que a los votantes del partido
socialista no les gusta y muchos de nuestros votantes provienen de ese
partido. Por desgracia, los dos partidos han demostrado que apoyan la
misma política económica, que ha sido desastrosa para mi país. Ambos
desarrollaron políticas de austeridad que llevaron a nuestro país a la
terrible situación en la que estamos ahora.

AMY GOODMAN: ¿Cuál es esa situación? ¿Puedes contarnos qué pasa con el desempleo y los otros problemas?

PABLO IGLESIAS:
Sí, sí. Mi país tiene tres grandes problemas: la desigualdad, el
desempleo y la deuda. El Partido socialista y el Partido popular, en mi
país, consideraron que la mejor manera de mejorar la situación era las
medidas de austeridad. Después de cinco años, o incluso más, seis años,
la situación está peor que antes. Nosotros pensamos que en una
democracia, si algo no funciona, se puede hacer de otra manera. Y lo que
estamos diciendo es que queremos organizarnos de otra manera para
mejorar la situación.

AMY GOODMAN:
¿El nombre de “Podemos” está basado en la consigna que usaba el
presidente Obama como mantra, “Yes, we can”, cuando resultó electo?

PABLO IGLESIAS:
Por supuesto que no. La expresión “Sí se puede” (en inglés “Yes, we
can”) era usada en los años 70 por los latinos que luchaban por sus
derechos en Estados Unidos y nos pareció un buen ejemplo. Obama fue muy
inteligente al usarla, pero no es una creación suya.

AMY GOODMAN:
Mi compañero Juan González, copresentador de Democracy Now!, escribió
hace poco una columna en el periódico New York Daily News sobre las
empresas estadounidenses que están comprando viviendas en España
generando un aumento en los alquileres y desalojos a los inquilinos. Su
texto se centró especialmente en Blackstone Group, Goldman Sachs, Apollo
Management y Cerberus, que despacio y en silencio vienen comprando
decenas de miles de propiedades residenciales en Madrid y Barcelona a
precios muy bajos. En las últimas semanas se han realizado varias
manifestaciones frente a la sede de Blackstone Group en Estados Unidos,
protestando por lo que hacen estas empresas, no solo aquí sino también
en tu país.

PABLO IGLESIAS:
Sí, eso sucede en nuestro país y el gobierno no hace nada al respecto.
Por eso es que tenemos que ganar las elecciones. Es completamente
inaceptable que estas empresas estén adquiriendo todas esas casas cuando
hay muchas familias españolas sin vivienda, en una situación muy
complicada. Necesitamos un gobierno que esté dispuesto a proteger a la
gente contra este tipo de empresas.

AMY GOODMAN:
¿Podrías explicarnos cómo funciona el sistema hipotecario en España,
donde es posible que alguien tenga que seguir pagando una hipoteca
incluso habiendo sido desalojado de su casa? Es algo que aquí suena muy
extraño.

PABLO IGLESIAS: Exactamente, así es.
AMY GOODMAN: Explícanos cómo son estas normativas del Estado español que incluso han llevado a alguna gente al suicidio.

PABLO IGLESIAS:
Sí, así es. Cuando una persona no tiene dinero para pagarle al banco
tiene que darle tu casa. Y después de eso, igual tiene que pagar los
intereses y tiene que pagar su deuda. E incluso si no tienes casa,
tienes que aportar una gran parte de tu sueldo, si es que estés empleado
y tienes un sueldo, para el banco. Es completamente absurdo. Hay muchas
familias en España en una situación desesperada porque no tienen casa
pero tienen que pagar a los bancos. Y los bancos son quienes tienen
cierta responsabilidad por la crisis, no las familias. Es una situación
completamente inaceptable.

AMY GOODMAN: ¿Qué habría que hacer al respecto?

PABLO IGLESIAS:
Esto se debe a que el gobierno aprobó leyes en función de los bancos,
una legislación que beneficia a los bancos y perjudica a las familias.

AMY GOODMAN: Si tú fueras el presidente, ¿cuáles serían las tres principales medidas que tomarías?

PABLO IGLESIAS:
Lo primero es terminar con los desahucios de las familias. Esto es
bastante fácil de hacer. De acuerdo a la normativa europea, podríamos
detenerlos en la primera semana. Creo que es muy importante
reestructurar la deuda. Es imposible que un gobierno asuma el nivel de
la deuda actual. Y una reforma fiscal. En mi país solo las pequeñas y
medianas empresas pagan impuestos, y los trabajadores. Los ricos y las
grandes empresas, las empresas más fuertes, reciben muy poca presión
fiscal. Por lo tanto es muy importante llevar a cabo una reforma fiscal.

AMY GOODMAN:
Pablo Iglesias, además de los asuntos internos, también tendrías que
abordar asuntos de política exterior. O sea, cuando el presidente Aznar
estaba en el poder apoyó al presidente Bush en la invasión de Irak. Pero
su sucesor, el presidente Zapatero, retiró a las tropas.

PABLO IGLESIAS: Sí.

AMY GOODMAN: ¿Qué opinas sobre Medio oriente? ¿Qué se debería hacer con respecto al Estado Islámico o ISIS, y con respecto a otras zonas de conflicto?

PABLO IGLESIAS:
Creo que necesitamos una nueva dirigencia que defienda la paz. Creo que
el uso del ejército para combatir el terrorismo en ocasiones no ha
tenido buenos resultados. Y pienso que la política de Estados Unidos en
Medio oriente en ocasiones ha traído más problemas que soluciones.
Considero que Europa necesita un sistema de defensa europeo. No me gusta
que la soberanía militar de Europa dependa de la OTAN. Creo que tenemos que defender la paz.

AMY GOODMAN: ¿Qué opinas de la situación actual en Ucrania?

PABLO IGLESIAS:
Creo que Europa necesita tener una buena relación con Rusia. No me
gusta el sistema político ruso. No soy partidario de Vladimir Putin.
Pero creo que Europa no necesita estar en una situación prebélica con
Rusia. Algunas potencias europeas apoyaban un golpe de Estado en Ucrania
y esa no es una movida muy acertada. Ahora Europa está en peligro.

AMY GOODMAN:
¿Y con respecto al Sáhara Occidental? No es un tema del que se sepa
tanto en Estados Unidos pero sin duda es un tema fundamental en España.

PABLO IGLESIAS:
Creo que tenemos una responsabilidad con el Sáhara y debemos apoyar la
autodeterminación del Sáhara Occidental. Creo que tienen derecho a tener
su propio país.

AMY GOODMAN: ¿Y con respecto a Israel y Palestina?

PABLO IGLESIAS:
Es un desastre total. Israel está quebrantando la legislación
internacional constantemente. Creo que la comunidad internacional
debería presionar a Israel para que respete la legislación internacional
y vuelva a las fronteras de antes de la guerra.

AMY GOODMAN: Podemos ha sido comparado con Syriza. Has mencionado algunos de los puntos que tienen en común. ¿Cuáles son las diferencias?

PABLO IGLESIAS:
Somos diferentes porque nosotros solo tenemos un año de historia.
Syriza es un partido político muy bien organizado. Tenemos historias
diferentes y un contexto político distinto. La situación económica en
Grecia es diferente a la situación económica en España. Pero creemos que
ellos son una posibilidad de cambio para Grecia y los admiramos mucho.
Somos amigos y vamos a colaborar con ellos.

AMY GOODMAN:
¿Tienes algún consejo para el presidente Obama que transita ahora su
segundo mandato? Ya no puede volver a ser candidato. Aún está por verse
si en el período restante de su mandato será espúreo o si podrá dejar un
legado.

PABLO IGLESIAS: No lo sé. No sé qué podría decirle al presidente Obama. Hay algo que me gusta. A ambos nos gusta la serie de HBO The Wire. Y también me gusta Omar. He leído que a Obama le gusta este personaje, Omar. Y no sé qué más.

AMY GOODMAN: ¿Por qué te gusta The Wire?

PABLO IGLESIAS:
Probablemente es la serie de televisión que mejor explica cómo funciona
el poder, cómo funciona el poder en la política, en los medios de
comunicación y en la organización del trabajo. Creo que es una obra
maestra. Cuando enseñaba Geopolítica en la universidad, siempre les
decía a mis alumnos: “Miren esta serie de TV, porque es genial para
entender cómo funciona el poder”.

AMY GOODMAN: ¿Tienen algo así en España?

PABLO IGLESIAS: No de ese nivel. Creo que The Wire es de lo mejor que hay.

AMY GOODMAN:
Pablo Iglesias, dirigente del partido Podemos de España, a quien al
menos una encuesta de intención de voto da como favorito para ganar las
elecciones nacionales en España. Hoy estará dando una charla en Nueva
York, en el Grad Center de CUNY, 365 Fifth
Avenue a la 1 de la tarde. También publicaremos una entrevista con
Iglesias en castellano en nuestro sitio web democracynow.org.
Traducido por Javier Pérez. Editado por Verónica Gelman y Democracy Now! en Español.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *