El regreso de los Yankis

“Yo Barak Obama…declaro la emergencia nacional para tratar con (el gobierno de Venezuela)…que
constituye una amenaza a la seguridad del Gobierno de los Estados
Unidos”…Esto quiere decir: En calidad de emperador de los países del
Sur,
he decidido
intervenir de manera abierta y directa en la República Bolivariana de
Venezuela, en todas las formas que convenga al interés de los petroleros
estadounidenses y de los gángsters que nos gobiernan,  de los cuales
soy aliado o rehén, aún no me queda claro, restaurando ataques
terroristas, guerras de baja intensidad, atentados, tortura, compra de
mercenarios locales y externos y todos los medios que me facilita el
ejercicio democrático de mi país. God bless América…
Así se resume el decreto ejecutivo firmado por el premio Nóbel de la Paz.

Luis Varese / ALAI

Obama toma la decisión de incrementar la ofensiva contra Venezuela y contra todos los gobiernos revolucionarios, democráticos y progresistas de América Latina. Con esta declaración envalentona a las fracasadas burguesías de Brasil, Argentina, Bolivia, Ecuador. (Hay que preguntarse seriamente qué hace la Halliburton en el Coca, esa empresa que ha generado horrores en Irak y Libia, y es vinculada a Dick Cheney defensor de la tortura.)

Nos enfrentaremos en Venezuela a una guerra de “baja intensidad” con serán movilizaciones combinadas con el terrorismo, ataques de paramilitares colombianos y locales. Es de preguntarse qué hacen los 3200 militares estadounidenses en el Perú, qué hace su portaaviones en las radas del pacífico peruano y las 7 bases en Colombia.

Hemos hablado en anteriores artículos de la vocación separatista de la ultraizquierda (históricamente aliada de la derecha) en la Amazonía. Hemos hablado del papel de la CIA en nuestros países y de la agazapada derecha que trabaja con algunos policías y militares buscando golpes en toda Nuestramérica.

Hoy en Venezuela hay que ganar las elecciones parlamentarias de manera contundente y aun así no habremos logrado la Paz. Hay que prepararse para derrotar electoralmente a la derecha en Argentina, y en Ecuador hay que gestar con veloz serenidad la organización para garantizar el triunfo de la Revolución Ciudadana.

Por favor que no pierdan tiempo las y los dirigentes de Alianza País y del Gobierno a ver si son los o las candidatas, desperdiciando nuestras energías. Hoy el dirigente es Rafael Correa, el Presidente es Rafael Correa y todo debe apuntar a fortalecer su liderazgo. Si mañana se opta por otra figura (que sea revolucionaria para enfrentar la amenaza yanqui y no un chichanilimonada para quedar bien con Dios y con el diablo, que eso no se puede). Si se opta por otra figura digo, entonces lucharemos con el mismo ahínco y la misma fortaleza, para derrotar a esa derecha y a sus aliados como esa ultraizquierda llena de ambiciones personales. La Patria Altiva i Soberana es una gran irritación para el imperio. Para la Unión Europea, CELAC y UNASUR son un estorbo, el modelo ecuatoriano es peligrosísimo ya lo dijimos.

El gobierno de Grecia, los compas de Podemos en España, la nueva izquierda francesa, la inspiración para jóvenes de Italia y Portugal sale del Ecuador y Correa debe ser aplastado.  Manejemos nuestras contradicciones con seriedad y en el bien de los pueblos. Muchos no estamos de acuerdo con colocar opciones religiosas en temas de estado, o decisiones como como la del local de la CONAIE, pero eso debe ser debatido y avanzar en lo que es principal.

Cuidado con creer que un Paul Carrasco, aliado con Rodas y Lasso van a ser un gobierno progresista y democrático. Es el anuncio del retorno del FMI y del Banco Mundial y con ellos la represión y la tortura para aplacar al pueblo en la calle. La historia nos enseña que no hay procesos irreversibles. Las carreteras no se pueden cambiar, ni los hospitales destruir, pero basta reducir salarios e inversión para que las escuelas del milenio se vuelvan estructuras vacías y abandonadas porque el gasto público volverá a los bolsillos de los banqueros nacionales y extranjeros.

Los Cancilleres de UNASUR se pronunciaron. Hay que movilizar y organizar y no dejar que la burocracia inepta aleje a las mayorías nacionales de las propuestas y realidades de la Revolución Ciudadana. Prepararse para enfrentar la ofensiva. Luchamos contra el yanqui enemigo de la humanidad, dice la estrofa del himno Sandinista, regresan los yanquis y con ellos los vendepatria que quieren devolver al país a las transnacionales. Sepan señores imperialistas que la espada de Bolívar camina y no volverá a enfundarse.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: