Joseph Kabila en su hora más difícil

Joseph Kabila en su hora más difícil
Joseph Kabila

Durante todo el día de ayer martes y en el miércoles hoy, se han sucedido diversas manifestaciones de protesta contra la ilegal detención de diversos activistas pro democracia de origen congoleño y de diversas nacionalidades, bajo los cargos de sedición y contra la seguridad del Estado. Esta actitud autoritaria y prepotente, muy propia de un gobierno que ha perdido todo respeto a las formas democráticas, está viviendo su hora más difícil.

De buena fuente, ha trascendido que muchos de los detenidos habrían sido torturados en las instalaciones de la Agencia Nacional de
Información, el servicio de inteligencia del Estado, en la ciudad de Kinshasa. Mientras en la ciudad de Goma, escenario de las principales manifestaciones, se está dando una fuerte represión contra los manifestantes, de parte de la policía militarizada, un cuerpo de elite especializado en reprimir con mucha brutalidad cualquier manifestación ciudadana. Este odiado cuerpo policial está dirigido por el General Celestín Kanyama, conocido tristemente como “el verdugo del Congo”.

Estas inexplicables detenciones a jóvenes extranjeros, como las torturas perpetradas y la represión desatada contra las manifestaciones pacificas en todo el país, ha generado, en las principales capitales africanas, un rechazo y repudio inmediatos. Esta mañana, la reacción del gobierno de transición de Burkina Faso no se hizo esperar. Uagadugú amenaza con reaccionar si sus nacionales no son liberados en un plazo de 24 horas. En Senegal, el presidente Macky Sall se habría enfurecido con el presidente Kabila por la detención arbitraria y abusiva de ciudadanos senegaleses, quienes tenían todos sus documentos de identidad en orden.

Pero el repudio internacional sobrepasó las fronteras del continente. El presidente norteamericano, Barack Obama, mediante el vocero de la Casa Blanca, consideró la detención de su diplomático en Kinshasa como una afrenta intolerable. Asimismo, el Departamento de Estado está estudiando la posibilidad de aplicar medidas punitivas contra el gobierno congoleño. Por su parte, las Naciones Unidas se dicen preocupadas por las graves, sistemáticas y reiteradas violaciones a los derechos humanos cometidos contra el pueblo de la RDC.

El presidente Kabila se encuentra más aislado que nunca. ¿Hasta cuándo podrá mantener esta situación? ¿Se acerca el fin de este gobierno represor y corrupto? ¿El hombre que acaba de desmantelar la provincia de Katanga en pedazos asiste hoy, impotente, al desmantelamiento de su propio régimen?

JAVIER FERNANDO MIRANDA / guinguinbali

Deja un comentario