La tortura existe en España y hay que erradicarla

 Más de 833 personas han muerto bajo custodia en España y más de 6621 han denunciado haber padecido tortura o maltrato en la última década. La Coordinadora por la Prevención y la Denuncia de la Tortura (CPDT) cumple 10 años de trayectoria y celebra unas jornadas en Barcelona los días 21 y 22 de noviembre

La Coordinadora para la Prevención y la Denuncia de la Tortura (CPDT),
plataforma integrada por organizaciones que luchan contra la tortura y
la defensa de los derechos humanos, se creó en 2004 para velar por la
aplicación y el seguimiento de los mecanismos internacionales existentes
de prevención de la tortura en el Estado español, desde la
incorporación de la Declaración Universal de los Derechos Humanos al
derecho interno en 1978 hasta la aprobación del Plan de Derechos Humanos
del Gobierno de España en diciembre de 2008.

La tortura es un crimen contra la humanidad
inflingido por un funcionario público que provoca dolores o sufrimientos
graves, físicos o mentales, con los fines de obtener en la víctima una
información o confesión, de intimidación o coacción o de cualquier tipo
de discriminación.

En la última década, la CPDT ha sido testigo del aumento de denuncias por presunta tortura
o maltrato en España, un dato que contrasta con el escaso número de
condenas existentes. Más de 6621 personas denunciaron haber padecido
torturas y/o maltratos entre 2004 y 2013. Como mínimo, 122 eran menores y
1032 migrantes, un colectivo especialmente vulnerable. Sólo durante el
año 2012, 53 periodistas denunciaron haber sido agredidos mientras
realizaban su trabajo informativo. Entre 2001 y 2013, al menos 833
personas (15 de ellas menores) murieron bajo custodia.

La omisión, por parte de todas las autoridades, de las
recomendaciones de organismos internacionales y estatales para la
prevención de la tortura, la ralentización en la tramitación de las
denuncias por parte de la Justicia y la falta de investigación real e
independiente de las denuncias por jueces y fiscales (así como los
indultos y otras medidas de gracia otorgadas), perpetúan año tras año la
práctica de la tortura en el Estado español. Esta impunidad ha hecho
que a la CPDT no hayan llegado todos los casos de presuntas torturas y
muertes bajo custodia. En 2013, por ejemplo, la CPDT sólo tuvo conocimiento del 15% de las muertes totales bajo custodia que se cometieron en Catalunya.

En el marco de su décimo aniversario, la CPDT celebrará unas jornadas
en el Col·legi d’Advocats de Barcelona los días 21 y 22 de noviembre.
La realidad de la tortura y los maltratos en el Estado español, la
represión de la disidencia y los instrumentos de mecanismos de la
prevención y la denuncia de la tortura serán los tres bloques de trabajo
de las jornadas.

Fuente: datecuenta.org

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *