Notas sobre el momento actual del capitalismo (primera parte)

Notas sobre el momento actual del capitalismo

Chesnais, François

Chesnais, François. Investigador-militante marxista, economista, profesor emérito en la Universidad de París 13-Villetaneuse. Es parte del Consejo científico de ATTAC-Francia, director de Carré Rouge y miembro del Consejo asesor de Herramienta, con la que colabora asiduamente. Autor de una gran cantidad de artículos, ensayos y libros, entre los que elegimos mencionar La Mondialisation du capital y Les dettes illégitimes. Quand les banques font main base sur les politiques publiques. Es también uno de los autores de la obra colectiva Las finanzas capitalistas. Para comprender la crisis mundial, publicado por Ediciones Herramienta. E-mail: chesnaisf@free.fr.

 
La lucha que llevan adelante los trabajadores y las capas pauperizadas urbanas y rurales en todas partes del mundo contra el capital se desarrolla hoy en el marco de la economía y la sociedad capitalista mundial, en un momento específico de su historia, que es también la de la humanidad. La crisis económica y financiera que comenzó en julio-agosto de 2007, tuvo un primer momento de paroxismo en septiembre de 2008 (quiebra de Lehman) y desembocó en una recesión mundial seguida por un estancamiento interminable,[i] es mucho más que otra “crisis muy grande”. Marca, en un grado sin precedentes, los límites históricos del capitalismo que, al no haber podido ser trascendidos, anuncian una nueva época de barbarie.

Esta incluye centralmente la degradación, por supuesto diverso según países y continentes, en las formas de explotación y condiciones de vida de los trabajadores y masas pauperizadas, pero también el cambio climático y las otras dimensiones de la crisis ambiental (por ejemplo las poluciones químicas), cuyas consecuencias ya son los primeros en sufrir y, finalmente, las nuevas guerras de las que otra vez son las primeras víctimas, como en el Cercano y Medio Oriente. Las luchas llevadas adelante por los trabajadores y oprimidos están fragmentadas por país. En el marco europeo, donde en los años 1990 las grandes huelgas habían tenido algún eco entre un país y otro, esos progresos no resistieron a la crisis y el aumento de la desocupación. El poner en competencia directa a los trabajadores a nivel del empleo y los salarios entre países de un mismo continente así como entre uno y otro continente en el marco de la economía mundializada de hoy, da a cada burguesía, sea cual fuere su lugar en la cambiante jerarquía del capital mundial, una posición de fuerza, inédita históricamente, con respecto a sus “propios” trabajadores, incluidos los trabajadores inmigrantes.

Este texto apunta a contribuir a la caracterización de este momento histórico. Trata aspectos específicos relativos al movimiento económico del capitalismo mundial (no diré casi nada sobre el cambio climático) y es complementario del que escribí en agosto 2014,[ii] algunos de cuyos argumentos son retomados o desarrollados. Combina referencias teóricas esenciales (cuya exégesis sigue pareciéndome necesaria, aunque frecuentemente sea considerado algo “arcaico”) en las que me apoyo para desarrollar algunas interpretaciones y presentar datos empíricos referidos a cuestiones que no reciben la debida atención. La primer parte se centra principalmente en la producción y la apropiación de la plusvalía en el marco de la economía mundializada. La segunda parte se referirá a la acumulación de capital, a partir de los 1960, en forma de capital ficticio, los nuevos tipos de activos especulativos creados en los años 1990, la crisis financiera de 2007-2008 y la potencia que la finanza ha conservado. En esta segunda parte nos referiremos al “shadow banking”.  

Articulo completo en Herramienta

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *