Por las buenas o por las malas: Las mujeres en la globalización

Mucho se ha escrito sobre globalización, pero pocos libros analizan uno de los ejes centrales de las relaciones internacionales y de la reorganización neoliberal de la división del trabajo: el género.
Por las buenas o por las malas: Las mujeres en la globalización
Los análisis que mencionan a las mujeres presentan la globalización como una oportunidad para ellas; les habría dado mayor acceso al trabajo asalariado, mayor movilidad y, gracias a las nuevas tecnologías de comunicación, más acceso a la información ya redes internacionales, ya sea familiares, sociales o políticas. Es más, las habría acercado como nunca en la historia a la «igualdad de género».
Este libro se aleja de ese discurso maravilloso y muestra cómo para la inmensa mayoría de las mujeres, las que además son desprivilegiadas por su «raza» o clase, los planes de ajuste estructural y las guerras neoliberales han significado mayor empobrecimiento, la expropiación de sus tierras, aguas y semillas, la migración forzosa y, muchas veces, más trabajo por menos bienestar.
Sin embargo, las mujeres empobrecidas tienen un papel fundamental de cara al futuro. A la vez que constituyen la mejor mano de obra (barata, eficiente) para las ganancias neoliberales, sostienen los movimientos sociales más críticos al proceso, con la lucidez de quienes poco tienen que perder. En estas páginas se muestra cómo, usando alternativamente la persuasión y la violencia, las instituciones internacionales, los Gobiernos y los «hombres en armas» intentan ponerlas totalmente al servicio de la globalización, mientras que muchas se niegan a seguir legitimándola.
La autora les da un lugar destacado a las críticas y reflexiones de un conjunto de movimientos sociales que se resisten a la globalización en América Latina y el Caribe (mujeres, feministas, indígenas y rurales), y muestra cómo el feminismo es una de las herramientas teóricas más subversivas y una de las luchas más prometedoras para transformar este mundo.

Descargar aquí 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *