Un rayo de esperanza en Palestina

Cientos de prisioneros políticos palestinos anunciaron, el sábado pasado, una extraordinaria victoria contra las condiciones represivas de las prisiones israelíes.

Después de que los funcionarios de las cárceles de Israel concedieron algunas concesiones, una mayoría de los prisioneros políticos palestinos que se habían declarado en una gran huelga de hambre, suspendieron su acto de resistencia que había durado 40 días.

Según esos funcionarios de las cárceles israelíes, unos 1,578 prisioneros participaron en la huelga de hambre, y 834 la suspendieron el sábado, día que marca el comienzo del mes sagrado de Ramadán. Otros dieciocho huelguistas fueron hospitalizados.

La huelga de hambre fue dirigida por Marwan Barghouti, un preso político detenido por 13 años por las fuerzas israelíes de ocupación. Barghouti es también comandante de la Organización por la Liberación de Palestina.

Los presos se levantaron en huelga de hambre protestando la mala calidad de la comida, el excesivo número de presos por celda, la falta de oportunidades educativas, por mejor asistencia médica; y demandando abolir el estado de incomunicado.

Otra demanda clave fue terminar con lo que los funcionarios de las prisiones israelíes llaman detención administrativa — o detención sin juicio o incluso sin tener cargo alguno en su contra. Los presos políticos palestinos prevalecieron en todos estos puntos.

La huelga de hambre, llamada “Huelga por Dignidad y Libertad”, fue una arriesgada acción política contra el apartheid del estado de Israel.

Samidoun, la Red de Apoyo a los Presos Políticos Palestinos, elogió la tenacidad de los huelguistas y saludó su victoria. Samidoun también criticó fuertemente a la Cruz Roja Internacional por no apoyar que las visitas familiares sean bimensuales, aduciendo problemas de presupuesto.

Samidoun y otros grupos y personas que apoyan a los palestinos elogiaron este acto de resistencia de los prisioneros y recalcaron que Israel tiene alrededor de 6,000 presos políticos palestinos ilegalmente detenidos, incluyendo a menores de edad.

Traducción libre del inglés enviado por Fatirah Aziz, Litestar01@aol.com, hecha en REFUGIO DEL RIO GRANDE, Texas.


Mumía Abú-Jamal /ALAI

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: