¡ Ruido !

Por: Juan Campos

Cuanto ruido soportamos a diario. Desde primeras horas de la mañana hasta los minutos previos a iniciar el sueño reparador para empezar otro día con ¡ruido!

Tenemos el estruendo de las tarjetas de la antigua Caja Madrid ahora Bankia,  entidad propiedad de la ciudadanía donde un nutrido grupo de elegidos satisfacían sus deseos e instintos con unas extrañas tarjetas que no tributaban en hacienda  y que sus movimientos se cuadraban como errores informáticos y apuntes  en concepto de  tarjetas robadas.  Según comenta la prensa las cantidades así dispuestas para gastas en comidas, ropas, viajes y efectivo superaban los 15. Mill de €uros.

 Y es aquí donde se muestra con claridad la condición humana no entiende de ideologías , ya que el paisanaje va  desde personas vinculadas o pertenecientes al P. Popular , a miembros del P.S.O.E., I.U, U.G.T, C.C.O.O y los empresarios. Falta la Iglesia, parece que en este tema no había  “vocaciones” con tarjeta Black.

Hay ruido también con Catalunya, pero no es un ruido propiamente dicho, es como un rumor…, un ruido de fondo que todo lo contamina, a todas horas, mañana,tarde, noche es realmente un ruido molesto. Una sociedad que quiere practicar la libertad ejerciendo esa misma libertad que reivindica para decidir su futuro, contra un ruido histérico (¿ histórico? ) que habla de tradiciones seculares, de Dios y la patria. Un ruido que va camino en convertirse en estruendo.

También el futuro próximo esta plagado de ruido. Hay elecciones y las organizaciones tradicionales están con el pulso alterado por el intenso zumbido que una nueva fuerza política – “PODEMOS” – provoca con sus habilidades mediáticas.

La verdad es que nadie sabe a ciencia cierta que es esta nueva sigla, solo intuimos a través de sus discursos que tiene un diagnostico elaborado , a la par que sencillo de entender, sobre los problemas actuales de las personas y la crisis . De sus propuestas aun no se sabe nada, hay varios expertos y expertas trabajando en ellas junto con una legión de entusiastas que ven- imaginan- caer los cuarteles de invierno del poder tradicional ( PP, PSOE) y ponerse ellas/os en su lugar.

Complicada tarea la de impedir que fracasados, imbéciles, incompetentes y traficantes de sueños e ilusiones de ambos sexos no ocupen puestos de responsabilidad en las zonas de poder que a buen seguro van a ocupar.

Mucho ruido nos espera con esta sigla, ojala que al final se convierta en música

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: